Aurora Boreal. Oleo sobre lienzo. Original Mirelu.
Aurora Boreal. Oleo sobre lienzo. Original Mirelu.
Mirelu
  Mirelu

Enmarcar un cuadro

 

A la hora de enmarcar un cuadro influye mucho el gusto personal de cada persona, intentaré dar unos paramentros generales que te puedan ayudar...

 

En primer lugar estudia la obra, ella misma te dará información de qué estilo y dimensiones ha de tener su marco y si necesita entrecalles o passepartout.

 

Antes de enmarcar un cuadro, es interesante saber dónde vamos a colocarlo para elegir un marco que encaje con el entorno y que a su vez le pegue al cuadro en cuanto a tonalidades de color, tamaño, materiales, etc.

 

El secreto de un buen marco consiste en resaltar la obra, siempre unificando cuadro y marco como un todo, es el cuadro completo lo que constituye nuestra decoración.

 

Al enmarcar acuarelas, grafito, carboncillo y pastel es aconsejable utilizar paspartú (passepartout) para dar amplitud a las obras (que respiren) y para que el cristal no esté en contacto directo con la obra. Las posibilidades de combinaciones son ilimitadas, en cuanto a colores, medidas, formas y texturas.

 

Estos tipos de técnicas es conveniente tenerlas enmarcadas no solo por el aspecto decorativo, sino sobre todo para tenerlas protegidas y resguardadas del polvo y de que se puedan estropear con el paso del tiempo.

imagen de cuadro Habitación provenzal enmarcado con entrecalles Habitación provenzal (60x60) Enmarcado con moldura y entrecalles
imagen de Acuarela enmarcada con passepartout Jarron de Flores (35x45) Acuarela con passepartout

Las Composiciones

 

Una obra sola puede hallar fácilmente su lugar, sin embargo en las composiciones de cuadros intervienen varios factores:

 

Un conjunto de dos, cuatro, seis u ocho cuadros pueden agruparse fácilmente. 

 

Varios cuadros de temas y medidas distintas se pueden agrupar dentro de un rectángulo o un cuadrado y aportar un estilo personalizado en tu decoración.

 

 Cuadros, espejos, vitrinas, cerámicas, óvalos, etc., se pueden mezclar siempre

respetando el conjunto.  Las separaciones pueden ser irregulares (distancia mínima de 5 cms. entre cada cuadro). Es recomendable plantear la composición antes de colgar los cuadros.

Imagenes de cuadros en tienda Todo Arte Cuadros Tienda Todo Arte

Poner precio a una obra

 

Es tarea difícil para muchos artistas noveles o con cierta experiencia el tasar sus obras. Es muy importante tener en cuenta que el mercado del arte  está sujeto a las fluctuaciones de la economía global y a otros muchos factores que le puedan condicionar. 

 Pese a su fama de inmutable y teniendo en cuenta que  el arte es siempre una buena inversión, los precios deben adaptarse a estos movimientos si queremos dar salida a nuestras obras.


Aquellos artistas que ya hayan vendido alguna obra lo tienen más fácil a la hora de tasar sus piezas, pues ya tienen referencias de ventas anteriores. También deberán tener en cuenta su productividad, es decir, si tardan un día en crear una obra o varios meses, siempre dependiendo de la técnica utilizada y de la complejidad de la misma. 


Para llegar a un mayor número de compradores y coleccionistas, es interesante crear obras de distintos tamaños y precios, pues puede haber gente interesada en el estilo de un artista pero no pueden adquirir una obra por motivos económicos o por falta de espacio.


 Los artistas noveles que tasan su obra por primera vez tienen varias opciones para poner precio a sus piezas: 


Realizar un estudio de mercado para saber a qué precio venden los artistas de características similares a las suyas, es muy importante comparar la complejidad de las obras, la resolución de las mismas y si son creaciones totalmente originales.

 

Calcular el tiempo invertido. Se trata de usar una fórmula muy simple que aúna el coste de los materiales y el tiempo invertido en la creación de la obra. Sumamos el coste de los materiales utilizados y ponemos precio a las horas invertidas.

imagen de Bosque con Alma Bosque con Alma Oleo en Tabla enmarcado (50x60)

Oleo y acrilico en un cuadro

 

Es muy habitual mezclar estos dos tipos de pintura en la misma obra para conseguir las ventajas que nos aportan cada una de ellas.

 

Lo primero a tener en cuenta es que no se deben mezclar en la paleta, ya que la repulsión sería inmediata. Se puede pintar primero en acrílico y después con óleo, pero asegurándonos antes que el acrílico está perfectamente seco. La pintura acrílica una vez seca, crea una película plástica que no tiene residuos de agua, y por consiguiente los oleos se pueden adherir a la superficie sin ningún problema.

 

Nunca debemos pintar  primero con oleos y luego en acrílico, ya que se despegaría la pintura.

 

Ventajas del uso de las dos pinturas de forma simultánea:

 

Economía: La pintura acrílica, por norma general, tiene un precio más económico que las pinturas al oleo. De esta forma, el artista consigue reducir el coste de la obra. Podemos usar pintura acrílica para fondos, grandes superficies, etc, y finalmente conseguir la terminación del oleo con la última capa.

 

Rapidez: Al ser con base agua, el acrílico tiene un secado mucho más rápido, podremos acabar antes nuestra obra. Muy utilizado para pintura tipo impresionista (pincelada corta) y para el uso con espátula.

imagen de Marina pintada en acrilico y oleo Marina realizada en Acrílico y matices de Oleo

El barniz

 

Aunque muchas veces se barnizan los cuadros para conseguir un acabado brillante o mate, la pincipal misión de un barniz es proteger la obra frente a distintas agresiones externas como son el polvo, humo del tabaco, contaminación atmosférica, huellas, arañazos, etc...

 

Para realizar un buen barnizado lo primero que debemos hacer es limpiar bien el cuadro de polvo.  Deberemos usar un pincel plano o una brocha de calidad, que no suelte pelo.

 

Se darán pinceladas de barniz  en una dirección hasta cubrir todo el cuadro  y después en la dirección contraria (horizontal y vertical), los barnices deben aplicarse en dos capas muy finas, nunca debemos hacerlo de una pasada con el barniz espeso. No es aconsejable  barnizar cuadros los días  húmedos, también es importante que el cuadro recién barnizado no sufra cambios bruscos de temperatura.

 

Debemos esperar un mínimo de 6 a 12 meses antes de barnizar una pintura al óleo, dependiendo siempre del espesor de la pintura utilizada, de ello dependerá la buena conservación de nuestra obra. El proceso de secado del óleo requiere del oxígeno del aire, ya que es este oxígeno el que hace que el aceite seque en profundidad, si barnizamos antes de tiempo, el proceso químico “oxígeno y aceite” se detiene, y puede  dañar la pintura, además corremos el riesgo de que el disolvente del barniz disuelva la pintura utilizada.

 

Si tienen prisa, por causa de una exposición por ejemplo, y quieren barnizar algún cuadro, háganlo solo con “barniz de retoques” y siempre que el cuadro este seco al tacto por lo menos desde hace dos meses.

 

Alguién dijo que las pinturas al oleo "respiran", y nunca mejor dicho...

 

Imagen de Otoño Oleo barnizado en brillo Otoño Oleo Barnizado acabado en brillo (60x70)

TODO ARTE

C/Tordomar, local 9. Madrid.

(Metro Mar de Cristal)

maite.dm33@gmail.com

Tfnos: 697 283 999 / 918280391 (deja mensaje)

HORARIO:

De Lunes a Viernes

Mañanas : 10.30 - 14.00

Tardes: 17.30 - 20.30

Sabados:  11.30 - 14.30

*Este horario podría ser alterado puntualmente por Exposiciones externas u otras gestiones*

(asegurate llamando por tfno)

OFERTAS

 10% BELLAS ARTES

 Interesantes Dtos 

 en ENMARCACIONES

(Presupuestos especiales para exposiciones) 

Retratos y Caricaturas 

 Realizados a partir de fotografía. Precios economicos, dependiendo del tamaño, técnica solicitada y dificultad del retrato. 

  Personaliza tu regalo

 Se hacen cuadros por encargo: paisajes, cielos, nombres,  horoscopos.... Consulta sin compromiso. Ideal para regalo ¡Sorprenderas!